Los tractores abandonan la Ronda da Muralla tras obtener los ganaderos ayudas de la Xunta

Alrededor de 200 productores de carne se concentraron a las puertas de la sede de la administración autonómica, haciendo sonar cencerros y estallando petardos, mientras se celebraba una reunión con el conselleiro do Medio Rural 
Protesta a las puertas de la delegación de la Xunta. XESÚS PONTE
photo_camera Protesta a las puertas de la delegación de la Xunta. XESÚS PONTE

Los tractores que cortaban uno de los dos carriles de la Ronda da Muralla desde el pasado jueves, entre la Porta da Estación y la de San Fernando, regresaron este lunes a sus explotaciones, aliviando el tráfico de este céntrico tramo de la capital lucense.

Este adiós se produjo después de que representantes de la Asociación de Gandeiros Galegos da Suprema, que mantenían a más de medio centenar de tractores en la Ronda, se reuniesen con el conselleiro del Medio Rural, José González, en la delegación territorial de la Xunta en Lugo.

Un instante de la reunión. XESÚS PONTE
Un instante de la reunión. XESÚS PONTE

El presidente de la Asociación de Gandeiros Galegos da Suprema, Santiago Rego, explicó que, entre los compromisos adquiridos por el conselleiro do Medio Rural, figuran dos líneas de ayudas, una, de unos 10 o 12 millones de euros, en función de los kilos de carne certificada, vinculada a la Indicación Xeográfica Protexida Ternera Gallega, y otra, aún sin cuantificar, por la prevención de incendios forestales, ligada a las hectáreas de pastoreo. 

Mientras duró la reunión, cerca de 200 productores de carne se concentraron a las puertas del edificio administrativo de la Xunta, hicieron sonar cencerros y estallaron petardos. Además se vivieron momentos de tensión cuando un grupo de productores intentó acceder a la fuerza en la sede autonómica, aunque no se produjo ningún incidente.

Los ganaderos reclaman precios dignos para su carne, por la que dicen que les pagan lo mismo que hace 30 años. Además, aseguran que en el último año han cerrado varios cientos de explotaciones.

También exigen que no se apliquen más recortes en la Política Agraria Común (PAC) y una solución para los daños que le causan a sus explotaciones la fauna silvestre, sobre todo el lobo y el jabalí.

Los ganaderos despejaron la Ronda de tractores y ahora solo mantendrán un retén indefinido ante la Subdelegación del Gobierno en Lugo, sita en la Praza de Armanyá, para exigir compromisos del Gobierno central.