Mundo

Un policía de Perú se disfraza de oso gigante de San Valentín para detener a una delincuente

Con el truco de disfrazar a un agente de oso gigante, a modo de regalo de San Valentín, la Policía Nacional de Perú (PNP) logró despistar a una supuesta delincuente que comerciaba con drogas y detenerla, informaron este miércoles fuentes oficiales. 

"Eres mi razón para sonreír", rezaba el cartel que llevaba el agente encubierto vestido de oso, junto con un globo en forma de corazón.

La detención se produjo en el distrito limeño de San Martín de Porres, donde una operación policial consiguió detener a la sospechosa después de que esta se acercara sin dudarlo al gran oso de peluche al pensar que era un regalo del día de los enamorados.

El agente esperó hasta que ella estaba próxima y le inmovilizó en el suelo. En ese momento, el resto de policías salieron de sus escondites para proceder a la detención.