domingo. 21.07.2019 |
El tiempo
domingo. 21.07.2019
El tiempo

GALICIA

Un becerro de O Grove, primer ternero con 'silla de ruedas'

[VÍDEO: Vacaloura Santuario Animal]  Hace escasamente un mes el Santuario Animal Vacaloura, refugio para animales de granja que se encuentra en el municipio de Santiago de Compostela, recibía a Lázaro, un pequeño becerro que entonces tenía 19 días y hoy cerca de 2 meses de edad, que nació con problemas neurológicos que le impiden mantenerse en pie y caminar correctamente. Ahora, Lázaro acaba de estrenar una “silla de ruedas” que le han fabricado para poder mantenerse erguido y caminar.

El becerrito nació en una explotación ganadera de una comunidad de montes de O Grove y su caso tuvo repercusión en la TVG, dado que “tenía problemas para mantenerse en pie, no apoyaba bien las patas”, según refiere Inés Trillo, cofundadora del Santuario Vacaloura. Puesto que en el reportaje se indicaba que la intención que tenían era sacrificarlo, ya que no se iba a poder valer por sí mismo en el monte, desde Vacaloura contactaron y se ofrecieron a “acogerlo en el refugio y darle los cuidados que necesita, para que pudiera tener una vida digna y no fuese condenado a muerte por causa de su discapacidad”, explica Inés, que, junto con Mario Santiago, regenta este lugar en el que se recogen y cuidan animales de diferentes especies, que provienen de casos con problemas como Lázaro, o de maltrato o abandono. 

“En un principio, pensábamos que podría ser un caso similar al de otro becerro que vivió aquí hace un tiempo, Mateo, que con cuidados y fisioterapia, consiguió volver a caminar con normalidad”, asegura Inés, pero después de la exploración y las pruebas que se le realizaron en el hospital veterinario Rof Codina de Lugo, parece que la hipótesis más probable para el problema de movilidad de Lázaro es que se deba a a que “durante el parto haya habido sufrimiento e hipoxia, no le llegaba suficiente oxígeno al cerebro, y eso dejó secuelas en la motricidad”. Aunque no es seguro que pueda volver a caminar con normalidad, desde el Santuario Animal aseguran que “van a luchar lo que sea preciso para que Lázaro tenga una vida digna". 

En vista de la situación, en Vacaloura decidieron ponerse manos a la obra, y han construido una estructura metálica, que sirve cómo “silla de ruedas” para el becerrito. Acaban de estrenarla y están muy contentes con el resultado. “Lázaro parece que se acostumbró muy bien a la estructura y los arneses, y hasta da la sensación de que apoya mejor las patas traseras”, indica Inés Trillo. 

Además de ser el primer becerro en silla de ruedas, también va a ser cuidado y atendido en el Santuario Vacaloura hasta que muera naturalmente. “Algo muy distinto de lo que sucede todos los días con miles de animales que son sacrificados para el consumo humano, y que no ven atendidas sus necesidades o intereses más allá de lo que es útil a la industria”, concluye Inés.