Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

DEPORTE GENERAL

Parecía que estaba ayudando a un compañero lesionado... pero no

Habib Habibou, un delantero que milita en el Petach Tikva israelí, protagonizó este fin de semana uno de los goles más surrealistas que se recuerdan. El jugador centroafricano se quedó en el área para intentar auxiliar a un compañero que se encontraba tendido sobre el césped mientras el juego continuaba.

Lo maravilloso de la historia es que, tras una jugada por banda derecha del Petach Tikva, el balón quedó muerto a escasos metros de la portería rival y sin ningún tipo de oposición. Un caramelo demasiado jugoso para Habibou, que solo tuvo que empujar la pelota para anotar un tanto más que curioso. Eso sí, no hubo tiempo de celebraciones –a pesar de que la acción supuso el 0-1 con el que terminó el encuentro–, pues el atacante volvió a ayudar a su compañero de equipo tras el gol.