Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

¿Y tú de quién eres?

Sánchez es la opción de la militancia en Lugo, López de los indecisos y Díaz de los históricos

LOS SOCIALISTAS lucenses, al igual que sus compañeros del resto de España, afrontarán en los dos próximos meses la papeleta de elegir a la persona que les guíe en esa travesía del desierto que emprendieron desde el momento en el que la mayoría de los diputados en el Congreso facilitaron la reelección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Tres candidatos han dado el paso al frente y a día de hoy no son muchos los militantes y menos los cargos públicos que muestran públicamente a quién apoyarán en las primarias para elegir al próximo secretario general del PSOE y, por ende, al futuro candidato a la presidencia de España.

Patxi López, el primero en anunciar su candidatura, es de momento el único aspirante que visitó la provincia para explicar sus propuestas y, aunque en Lugo acudieron a la llamada los principales cargos públicos del PSOE como Lara Méndez o Darío Campos, solo un puñado de militantes acudió a escuchar al exlehedakari, quien con un perfil conciliador se presenta como una opción políticamente correcta para quienes no quieren entrar en la pelea entre susanistas y sanchistas.

Y es que a día de hoy, tan solo el eurodiputado José Blanco y los alcaldes de Castroverde, Xosé María Arias, y Navia, José Fernández, exhiben su decidido apoyo a la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Aunque Besteiro asegura estar "desconectado" de la política y centrado en la abogacía, lo cierto es que su influencia en los gobiernos sigue viva


Blanco, a quien se le atribuye una gran ascendencia sobre muchos socialistas lucenses, está además convencido de que Díaz irá de menos a más en su campaña de primarias y que le ganará el pulso a Sánchez, no de forma ajustada, sino con clara diferencia.

El eurodiputado se desplazará en unos días a Lugo donde seguramente aprovechará para convencer a los indecisos de la necesidad de cicatrizar las heridas surgidas en el partido desde el polémico comité federal en el que Pedro Sánchez se vio obligado a dimitir por su no es no a Rajoy.

Sin embargo, en su campaña en favor de la presidenta andaluza, Blanco se encontrará con un partido en Lugo donde ahora mismo la militancia parece estar más cerca de Sánchez, quien en su día ya tuvo como aliados al exsecretario xeral del PSdeG José Ramón Gómez Besteiro y a los cargos y asesores que afloraron durante sus años al frente de la Diputación y el partido.

Aunque Besteiro asegura estar hoy en día "desconectado" de la política y centrado en la abogacía, lo cierto es que su influencia en los gobiernos de la Diputación y del Concello sigue viva a través de quienes fueron sus principales colaboradores, alguno de los cuales está volcado en la campaña para recabar apoyos para Sánchez. Es el caso del que fuera su jefe de gabinete en el ente provincial y actual portavoz socialista en O Corgo, Javier Cerqueiro, quien se muestra convencido de que Pedro Sánchez es la única alternativa para recuperar el espacio perdido por el PSOE en España.

Sin embargo, el resto de herederos del besteirismo se muestran más cautos, sobre todo desde que Susana Díaz hizo una demostración de fuerza presentando su candidatura junto a las viejas glorias del PSOE. Es el caso de Darío Campos y Lara Méndez, que aseguran en privado no tener nada claro a quién apoyarán o usan el señuelo de decir que Patxi López sería un líder pacificador. La lectura que se ve detrás de esta neutralidad de cara a la galería es que nadie con aspiraciones de continuar en política quiere quedar quemado por apostar por una opción que acabe derrotada.

Con el besteirismo indeciso entre arrimarse a los militantes indignados con la abstención a Rajoy o esconder el voto para no quedar luego en fuera de juego, catalogar a los partidarios de cada candidato entre los alcaldes y concejales socialistas de la provincia a día de hoy se antoja tan complicado como completar un sudoku.

En la zona sur, ni siquiera el alcalde de Monforte, José Tomé, que en su día fue un gran defensor de Sánchez se aventura a darle públicamente su apoyo, como tampoco lo hacen en A Mariña la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, que en su día también se mostró partidaria del exsecretario general del PSOE. La irrupción en escena de Patxi López les dejó descolocados, ya que pese a que es descartable que apoyen a Susana Díaz, como sí podrían hacer los alcaldes de Burela, Alfredo Llano, o de O Valadouro, Edmundo Maseda, ven en el socialista vasco una opción, aunque será difícil que de aquí a la votación lleguen a apoyarle públicamente. Ni siquiera el díscolo alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, recién readmitido en el PSOE, lo tiene claro, aunque aclara que Sánchez no es su candidato.

Pedro Sánchez necesita por tanto para ganar en Lugo -donde cuenta con una plataforma de apoyo liderada por el exconcejal José Luis Díaz-, movilizar a esa mayoría silenciosa de militantes que a diario son azuzados por ruidosos desde los grupos de Whatsapp, así como a sindicalistas de UGT descontentos con que se hubiese entregado el Gobierno al promotor de la reforma laboral más dura de la democracia.

En cambio, Susana Díaz, además de los cargos citados, necesita de la capacidad de influir de otros históricos como José López Orozco, quien ya envió un tuit diciendo "darásnos ilusión", y de que parlamentarios como Ricardo Varela y Margarita Pérez Herraiz, le muestren en público el mismo apoyo que en su día dieron a su polémica decisión de aupar a Rajoy.

MOCIONES CON COPYRIGHT


La repetición de mociones en los plenos de Lugo parece ser norma y en el último pleno, además de volverse a aprobar otra en la que se apostaba por peatonalizar el centro y la Ronda, hubo hasta recelos entre algunos grupos como Lugonovo y BNG, que recordaron que algunas de las mociones que se debatieron ya habían sido presentadas meses antes por ellos.

PRESIDIO ABIERTO


La vieja cárcel está ya abierta tras una costosa y larga rehabilitación. Aunque en la retina de lucenses más veteranos queda la imagen de las manos de los presos que asomaban entre los barrotes de las ventanas, ahora el presidio cumplirá una función más social y humana, la de enriquecer culturamente a la ciudadanía. Pero para ello es preciso dotarla de contenido y programación.

BASADRE, GATA PANZA ARRIBA


Carmen Basadre se defendió con uñas y dientes en el pleno frente a la denuncia del BNG de sobrecoste en la contratación de conciertos e incluso repasó los "logros" de su gestión durante 17 años en el gobierno, como el Arde Lucus, una fiesta que en su día los nacionalistas rechazaron organizar cuando gestionaban cultura en el primer bipartito y por la que sí apostó Basadre.

¿Y tú de quién eres?
Comentarios