Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Una noticia buena y una mala

El gobierno recibe la sentencia del TSXG con alivio por el PXOM y angustia por O Garañón

ERA UNA DE LAS SENTENCIAS más esperadas y no ha defraudado por sus consecuencias. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) parece que quiso dar, como en el chiste, una noticia buena y una mala al gobierno socialista de Lugo y si bien evitó tumbar el PXOM de Lugo por carecer de Evaluación Estratégica Ambiental, como ya había ocurrido con otros planes urbanísticos similares como los de Vigo y Ourense -alega en el caso de Lugo que no está aprobado totalmente-, le dio un varapalo al Concello al tumbar la urbanización de O Garañón.

Y quizá por eso la alcaldesa Lara Méndez evitó el triunfalismo a la hora analizar la sentencia y, en una rueda de prensa convocada para otro asunto, se limitó a calificarla de "boa noticia" y aprovechó para "avalar" el trabajo "minucioso" de los técnicos municipales y del exconcejal de urbanismo, José Ramón Gómez Besteiro, los mismos eso sí que también avalaron el Peri de O Garañón por el que el TSXG da un tirón de orejas en su fallo.

A la espera de que alguien decida acudir al Supremo o deje que caduque el plazo para recurrir, la noticia buena para el Concello viene a clarificar una situación de incertidumbre que no ayudaba a la puesta en marcha de proyectos inmobiliarios o empresariales, como es la validación de un documento tan importante para una ciudad como es su plan de urbanismo. Sin embargo, todavía queda camino por recorrer para ver completado el 5% del planeamiento, que afecta a la zona rural y que ahora mismo impide a los vecinos de las parroquias hacer nuevas viviendas fuera de los actuales núcleos rurales o limita el crecimiento de zonas industriales como la de A Campiña, A Louzaneta o la carretera de Santiago.

El problema de esta buena nueva para el gobierno local es si, como apunta el TSXG, una vez quede aprobado todo el plan de urbanismo pueda ser anulado por no tener la evaluación ambiental, una carta en la manga que se guarda tanto la Asociación en Defensa del Parque como formaciones políticas como Ace-EU, que consideran necesario empezar ya a redactar otro PXOM más sostenible.

En cuanto a la mala noticia para el gobierno -aunque más para el anterior que para este-, las últimas sentencias están dando la razón a quienes desde el principio se mostraron contrarios al proyecto de las torres de O Garañón, ya fuesen desde la tribuna de la oposición o fajándose en los juzgados. La anulación del Peri debería suponer la cancelación inmediata del convenio suscrito por el Concello y el promotor, que están además condenados a entenderse para evitar que el problema se enquiste. Que Lugo va a perder mucho dinero con esta nefasta operación inmobiliaria está claro, pero dentro de la legalidad hay muchas alternativas tanto para construir en la finca sin afectar visualmente a las cuestas del Parque -la de los edificios construidos es otra cosa- como una permuta de edificabilidad en otras zonas.

Campaña de imagen


El equipo de Lara Méndez está apostando fuertemente por reforzar la imagen de la alcaldesa, que en las últimas semanas se ha prodigado en ruedas de prensa para presentar iniciativas del gobierno como las relacionadas con la movilidad urbana. A falta de liderazgo en el PSOE provincial, la regidora podría estar dando un paso al frente para decir aquello de "aquí estoy yo", aunque también es verdad que tiempo no le sobra.

Arde Lucus vive de éxito


El Arde Lucus logró esta semana el reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Nacional, un título testimonial, pero que servirá para promocionar mejor esta fiesta de recreación histórica que, lejos de morir de éxito como auguran algunos, mantiene buena salud. Además, este año coincidirá con el inicio de julio y el hecho de que haya ya personas de vacaciones puede animar a muchos más foráneos a acudir a Lugo.

Recta final para la cárcel


La rehabilitación de la vieja cárcel parece que encara la recta final, aunque debido a nuevos inconvenientes -a la empresa que iba a hacer los últimos trabajos se le rescindió el contrato- el Concello tuvo que renunciar a dotaciones como la plataforma elevadora para el escenario del auditorio, lo que limitará la celebración de conciertos y obras de teatro, dejándolo en poco más que en un salón de actos.

Una noticia buena y una mala
Comentarios