Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Un bastón y nada más

Méndez opta por el bajo perfil político al quedar fuera de los órganos de decisión del PSdeG

Lara Méndez, alcaldesa de Lugo

YA HABÍA avisado unos días antes del congreso del PSdeG en declaraciones a los periodistas que no tenía aspiraciones para figurar en la ejecutiva liderada por Gonzalo Caballero, ya que su intención era seguir centrada en atender la alcaldía de Lugo. Y dicho y hecho, la regidora lucense Lara Méndez, la única socialista al frente de una ciudad gallega, quedó fuera de los órganos de decisión del partido, no se sabe si a petición propia o por el hecho de que los cargos del partido que apoyaron a Juan Villoslada descartaron la integración por la escasa cuota que se les dejaba.

Así las cosas, lo cierto es que Lara Méndez opta por mantener el bajo perfil político que le ha caracterizado a lo largo de su carrera en la Diputación y el Concello, para tratar de encarar la segunda mitad de su mandato municipal sin más preocupación que la de buscar argumentos para tratar de convencer a los lucenses de que la mejor opción es su continuidad como regidora.

Y puede que el amurallamiento político de la alcaldesa no sea tan mala decisión, visto como está el panorama dentro de un partido en el que las elecciones primarias han vuelto a evidenciar la división interna ya no en torno a candidatos, sino incluso por provincias y ciudades. Además, a Lara Méndez tampoco es que se le den bien las apuestas políticas, tras ver cómo los candidatos a los que apoyó en las primarias federales y autonómicas ceste vierneson tumbados, por lo que quizá ahora se lo piensa a la hora de apoyar a uno u otro candidato en caso de que a Álvaro Santos le salga algún rival para las primarias del PSOE de Lugo.

Centrada pues en la alcaldía, lo inmediato para Méndez será tratar de sacar adelante un presupuesto para 2018 que acabe con la precariedad provocada por la prórroga del vigente. Aunque el PP le ayudó a aprobar el plan de inversiones en agosto pasado y hace unos días le facilitó con su abstención la modificación de crédito para dejar a cero la deuda con los bancos, va a ser difícil que obtenga el beneplácito de los populares para las cuentas con las que los socialistas afrontarán la recta final del mandato, en la que deben de echar el resto para que las inversiones sean percibidas por los votantes.

Lara Méndez podría volver a buscar ayuda en sus socios naturales, Lugonovo y BNG, aunque en ambos grupos existe la sensación de que los apoyos que dieron hasta ahora al gobierno no fueron suficientemente compensados. Luego están grupos como Ciudadanos y Ace-EU, cuyos votos son a veces tan inexplicables como intrascendentes, por lo que puede que en este caso la negociación presupuestaria del PSOE no pase de las buenas intenciones.

La última carta si no hay acuerdo sería la cuestión de confianza vinculada a los presupuestos, con el peligro adicional que ahora entraña el hecho de que la regidora acaba de caer, de rebote, en la telaraña de las imputaciones judiciales. Y tal y como están las cosas, no es recomendable echar órdagos a los partidos asamblearios, por muy de izquierdas que una sea.

Reprobación en la web
El concejal de Ace-EU, Carlos Portomeñe, exigió este viernes que el gobierno local publique en la página web del Concello la moción de reprobación de la alcaldesa aprobada por el pleno hace dos meses, un gesto más simbólico que práctico, pero que sirve para ejemplificar la falta de sintonía que ahora mismo existe entre el PSOE y los grupos de izquierda en los que se podría apoyar su labor de gobierno.

Inca gana otro concurso
Inca recibió el visto bueno del gobierno local para redactar proyectos del programa Muramiñae tras presentar la mejor oferta y ganar el concurso. El acuerdo se tomó el mismo día en el que se conocía que esta empresa solicitó 2,8 millones de indemnización por no poder explotar la fábrica de la luz debido a los retrasos. El gobierno fía gran parte de su futuro a este plan de inversiones, así que esperará que no se repitan las demoras.

La hora de Ana Prieto
La edil de economía, Ana Prieto, se ha lanzado a la arena política gallega al entrar en la ejecutiva del PSdeG de la mano de Gonzalo Caballero y apadrinada por históricos socialistas como José Luis Díaz. Mientras, en el gobierno local su figura parece relegada a un papel secundario, a pesar de que los logros que vende el ejecutivo socialista, como la amortización de la deuda financiera, se deben al trabajo del área económica.

Un bastón y nada más
Comentarios