Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

No sin mi coche

El transporte individual de escolares convierte por horas la ciudad en una jungla de asfalto

TODOS LOS CONDUCTORES tenemos alguna excusa que blandir para justificar una infracción de tráfico, aunque da la impresión de que en Lugo el transporte individualizado del escolar hasta la puerta del colegio da derecho a saltarse varias normas del código de circulación. Y es que parece un mal admitido que, a ciertas horas, los peatones tengan que andar con inquietud por aceras y pasos de cebra por los coches estacionados encima, o que otros conductores de paso se vean obligados a soportar colas por la doble fila mientras los agentes de la Policía Local observan la marabunta sin acritud, conscientes de que se disipará en poco más de 15 minutos.

Pese a ello, en ocasiones esta jungla de asfalto genera momentos de tensión entre chóferes infractores y peatones, aunque lo más grave es el riesgo que la permisividad, ya no policial sino social, con este tipo de actitudes al volante puede generar, sobre todo por la cantidad de niños que hay a esas horas en las calles.

Consciente de ello, la alcaldesa reunió esta semana a representantes de las Anpas de Lugo para debatir sobre las medidas que se pueden implantar para atajar el desorden circulatorio en el entorno de los centros y, aunque se plantearon cambios en la señalización de algunas vías o la ampliación de espacios en las aceras, en el ambiente sobrevoló la idea de que la única forma de hacer entrar en razón a los infractores es a golpe de talonario de multas.

Aun así, tras la reunión, el concejal de educación e infraestructuras, Manuel Núñez, explicó que de momento se va a estudiar la posibilidad de retomar iniciativas como la de negociar con párkings como el de A Constitución rebajas o gratuidades durante los primeros veinte minutos de estancia para que los padres no estacionen como ahora en la acera de la Rúa Ángel López Pérez. «Xa tivemos que repoñen 20 baldosas deterioradas», explica el edil en alusión a una calle en donde media hora antes de la salida de los alumnos del colegio Maristas ya se pueden ver vehículos encima de las aceras con sus conductores haciendo tiempo en el interior. Núñez, que admite que en su momento esta medida no tuvo mucho éxito y por ello quedó aparcada, aboga por volver a publicitarla dentro de los centros de la zona y, si continúa la mala praxis, «a partir dunha data comezar a sancionar».

El fomento de itinerarios peatonales seguros para escolares, vigilados por voluntarios, también es otra de las propuestas barajadas en esta reunión, aunque levantó polémica. Ayer mismo, el concejal de Ciudadanos Jesús Expósito calificó de «temerario» que el gobierno local proponga que sean los padres quienes se encarguen de esa labor de vigilancia, ya que dice que esa labor corresponde a la Policía Local.

Pero el gran problema es que, por mucha buena voluntad que pongan padres y Concello, llevar a los niños en coche a la puerta del colegio y con el tiempo justo se ha convertido en una costumbre de la que va a costar deshabituarse.

Un tribunal renovable

C'’s creó cierta polémica en el Concello con la propuesta plenaria de renovar los tres puestos del Tribunal Económico Administrativo. PSOE y BNG se oponen, el primero porque en su día hizo los nombramientos, aunque el argumentario de los nacionalistas sonó extraño: «Non tivo queixa». En el fondo, la razón es que una de las integrantes es afín a este partido. El resto de grupos pasó de puntillas y apoyó regular la renovación.

Las cuentas claras

El PSOE fue el único grupo que votó en contra de la iniciativa de Ace-EU para que los grupos presenten cada año su contabilidad al pleno. La alcaldesa dice que ya se fiscaliza esa asignación, aunque el edil Carlos Portomeñe replicó que, si no hay nada que esconder, no está de más enseñarle al ciudadano en qué se gasta el dinero público. Porque la mujer del César, además de ser honrada, tiene que parecerlo.

Visitas guiadas con bocata

El portavoz socialista, Miguel Fernández, tiró de retranca para responder a una moción plenaria del PP en la que planteaba organizar una visita de los concejales a los edificios municipales sin uso. Fernández propuso mejorarla, llevando guías de apoyo, bocata y ampliándola a instalaciones paradas de otras administraciones, como el nuevo auditorio . Eso sí, recomendó «esperar a que os días sexan máis longos».

No sin mi coche
Comentarios