Martes. 20.02.2018 |
El tiempo
Martes. 20.02.2018
El tiempo

¿Por qué se debería limpiar ya la playa?

¿RECUERDAN AQUEL dato sobre el tabaquismo pasivo?, ¿del humo exhalado con cianuro, amoníaco y monóxido de carbono, el cóctel cancerígeno que subestimamos durante muchos años? Más cargado de nicotina y alquitrán que el inhalado por el fumador.

Los no fumadores saludamos incrédulos la prohibición de los cigarrillos en locales públicos cuando creíamos que los cortarían solo en hospitales o a las puertas de los colegios. Al implantarse la red gallega de playas sin humo fue otra sorpresa. Acabar con semejante guarrería de colillas en la arena era argumento suficiente pero los datos sobre el níquel o el arsénico que desprendían millones de colillas (sobre todo los filtros) en el agua de mar, ayudaron a convencer.

Las cajetillas quedan entre el habitual montón de plásticos y algas. Dudo que sea muy sano dejarlas ahí para que el viento y las mareas las entierren

Será por eso que a los sensibilizados con el asunto nos llame la atención ese tabaco procedente de 40 contenedores perdidos por un mercante y que ha llegado a nuestras costas. Sin más. Se han limpiado varias playas —soy asiduo a pasearlas— pero a algunas continúa llegando a lomos del mar de fondo del noroeste. Por ejemplo, a la de Abrela, depositándose hacia el fondo, en la zona del río.

Las cajetillas quedan entre el habitual montón de plásticos y algas. Dudo que sea muy sano dejarlas ahí, pese a que es tabaco sin fumar, para que el viento y las mareas las entierren. Y se me ocurren varias razones que, visto lo visto, no considero rebuscadas. Cada paquete es un pack nocivo que consta del plástico que envuelve el cartón y papel aluminio interior para conservar el producto. No son fácilmente biodegradables, al igual que la celulosa de los filtros que está impregnada de pegamento y que también resultaría perjudicial para los peces tras años diluyéndose en el mar. Es una buena manera de enfermar la playa pero hay más.

Si el tabaco sin fumar permanece entre las algas y bajo la arena, su nicotina es un potente veneno para las pulgas marinas y otros microorganismos marinos que viven y se alimentan entre las algas. Si ellos mueren y no se reproducen, tampoco habrá comida para muchos peces y pájaros. No quiero exagerar sobre su impacto pero los correlimos, zarapitos y demás limícolas de la playa, no deberían estar muy contentos con toda esa basura.

Es cierto que estamos fuera de temporada playera; también que la percepción del riesgo que vemos en todo ello es bajo y al ser tabaco estropeado no interfiere con los intereses de la economía "oficial". Si llega a ser otro tipo de droga (los efectos del tabaco siguen siendo muy cancerígenos pero sigue siendo legal, a menos que sea de contrabando), si hubiera cannabis, cocaína o botellas de vodka sobre la playa se hubiera removido Roma con Santiago. Estas parecen simples cajetillas humedecidas pero no deberían quedar en la arena. Si solo hubiera algas y plásticos o maderas la toxicidad de tanta basura sería la habitual pero este cóctel no es recomendable.

¿Por qué se debería limpiar ya la playa?
Comentarios