Opinión

El frío caldea el recibo de la luz

Con el fin de las rebajas fiscales cada vez más cerca, la factura eléctrica sube desde mayo y el mercado del gas añade tensión para el invierno
undefined
photo_camera Torre del tendido eléctrico. EP

Sin llegar a los niveles de infarto de 2022, cuando la guerra sacudió el mercado energético, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista lleva subiendo desde mayo y, en lo que va de mes, el megavatio-hora ha vuelto a cotizar por encima de los 100 euros, calentando el recibo y haciendo algo más empinada la cuesta de septiembre.

¿A qué se debe esta progresión? Los analistas de Grupo Ase achacan los datos del mes en curso al descenso de la producción eólica y fotovoltaica, las dos tecnologías más económicas. Y con el invierno por delante, el gas pinta algún nubarrón en el horizonte. Aunque ahora las reservas españolas están al 100% de su capacidad, lo que permite que la cotización de esta materia prima en el mercado ibérico Mibgas se mantenga contenida en el entorno de los 38 euros para octubre, ligeramente por encima del mercado de referencia para Europa, el TTF holandés (37 dólares), los expertos de Ase apuntan que "la incertidumbre mantiene caro" el gas para el invierno y para 2024. Concretamente, un 50% por encima de los valores actuales.

¿Por qué? Las causas son varias. Influyen las huelgas de los trabajadores en las plantas de gas natural licuado (GNL) de Chevron en Australia, de las que depende el 7% del abastecimiento mundial con la UE compitiendo por proveedores alternativos a Rusia. Otro factor es la interrupción de la extracción en la plataforma de Troll, la mayor de Noruega, sometida a trabajos de mantenimiento. Grupo Ase añade otros condicionantes que elevan "la prima de riesgo" del mercado energético: la posibilidad de un invierno especialmente frío en Europa y el riesgo de que se active la competencia por el GNL no comprometido en contratos a largo plazo entre el Pacífico y el Atlántico. Es el gasque llega por mar en metaneros.

El profesor del departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Zaragoza, José María Yusta, explica que, aunque los almacenamientos de gas de la UE estén casi al completo, "la volatilidad de los mercados energéticos internacionales no permite garantizar un invierno sin sobresaltos" en las facturas de gas y luz. La razón es que esas reservas solo permiten atender el 25% de la demanda europea, mientras que el resto se cubre con metaneros llegados de distintos países y "a precios muy variables". Con todo, el experto confía en un invierno "suave" toda vez que la continuidad del suministro parece afianzada y dada la "crisis de demanda energética industrial" que vive Europa.

Y mientras la UE presiona para que se retire la rebaja del Iva al 5% a la luz y el gas, la bajada al 0,5% del impuesto especial sobre la electricidad y la suspensión del tributo a la generación -a lo que se sumará el decaimiento del mecanismo ibérico que topa el precio del gas para los ciclos combinados-, en enero cambiará la tarifa regulada. Es el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), que cuenta con 8,7 millones de usuarios frente a los 21,2 millones del mercado libre.

La reforma busca mitigar la volatilidad que el año pasado disparó los recibos con la guerra de Ucrania. ¿Cómo? La PVPC dejará de estar ligada totalmente a la cotización horaria del "pool", de manera que en 2024 un 25% se indexará a los mercados de futuros, un peso que se irá ampliando hasta alcanzar el 55% en 2026, cuando las oscilaciones diarias del mercado mayorista fijarán el otro 45% del coste de la energía. Yusta señala que, aunque el nuevo sistema "no necesariamente abaratará los precios, sí suavizará las grandes variaciones diarias, mensuales y anuales" que han sido fuente de más de un disgusto para familias y pequeños negocios.

Laureano Simón: alianza suizo-gallega para combatir el cáncer

Dedicada a desarrollar anticuerpos para combatir tumores invasivos, la compostelana SunRock Biopharma ha sellado un acuerdo exclusivo de opción y licencia con la suiza Debiopharm, que desarrolla terapias contra el cáncer. Dirigida por Laureano Simón, Sunrock está participada por XesGalicia. La alianza creará nuevos anticuerpos conjugados a fármacos con capacidad para destruir células cancerosas de forma selectiva.

Rosa Vázquez: una spin-off de la UDC capta 5 millones

Appentra-Codee, una empresa impulsada desde la UDC y cuyo objetivo es acelerar la digitalización facilitando el desarrollo de software más rápido y con mayor rendimiento, ha logrado cerrar una ronda de financiación por valor de 5 millones de euros liderada por el fondo hispanoisraelí Swanlaab. Fundada por Manuel Arenaz y Rosa Vázquez, la firma podrá así acelerar su desarrollo tecnológico y fichar más ingenieros.

Comentarios