Opinión

La razón de Lineker

"El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania". Gary Lineker sentó cátedra con esta frase, pronunciada nada más caer en semifinales a costa de Die Mannschaft. Era 1990, el Mundial se celebraba en Italia y a la postre acabaría ganando... Alemania, bajo las órdenes del mítico Franz Beckenbauer.

Era la era dorada. Y Lineker tenía más razón que un santo, pero este miércoles esa aureola invencible se resquebrajó un poquito más, tras protagonizar otra de las sorpresas del Mundial al perder contra Japón. Increíble, como lo fue ver la derrota de Argentina frente a Arabia Saudí. 

No nos vamos a engañar, existe una prepotencia sotto voce de los equipos históricos —entiéndase Alemania, Italia, Francia, Argentina, Brasil y, ahora también, España— frente a los advenedizos. Se les exige ganar y lo contrario es un drama. Por eso no me quiero imaginar cómo están las consultas de los psicólogos  en Argentina. Petadas.

Cuando escribo estas líneas España va embalada, está goleando y da gusto verla. Es ilusionante ver a Pedri, Gavi, Ansu Fati, Ferran Torres o Nico Williams correr en pos de la victoria. Y, sobre todo, con ganas de volver a hacer historia.

Son jóvenes, sí, pero también lo era Pelé cuando ganó su primer Mundial con apenas 18 años. Fue en Suecia, en 1958, y desde entonces se le buscó heredero y solo uno —diferente e irrepetible— fue reconocido como tal: Maradona. ¿Quién sabe? Quizá el próximo sea español.

Comentarios