Opinión

Aprender a contar miles de personas

Si necesaria es la revisión del sistema tributario y del gasto público, más lo va siendo el recuento de personas en una manifestación cuando hay que dar una cifra oficial. En ese momento de demostrar lo importante que es el papel de acreditar la responsabilidad matemática como ciencia exacta es cuando brotan las confluencias creativas, y se pone en evidencia que lo que las matemáticas reivindican para si mismas están lejos de reproducir la realidad y se someten a cambios temporales en sus formas.

No estamos hechos para los entes abstractos, esos en los que se incluyen a los números. Parecen cosa variable y mutante a pesar de pertenecer a una técnica formal. Contar números se ha convertido en una asignatura pendiente y hasta tenemos canciones pegadizas y divertidas que nos han acompañado en la niñez para tal objetivo. Habrá que recuperarlas porque nos enseñaban a sumar números y los números, como alfabeto universal del lenguaje de las matemáticas, están en crisis y no sólo cuando reflejan la economía, nuestro paro o la baja natalidad.

No estamos hechos para los entes abstractos, esos en los que se incluyen a los números

El hombre, y no hace falta que diga también la mujer, cuenta con los dedos de la mano desde la prehistoria; pero para llegar a grandes masas como la manifestación del pasado domingo en Madrid contra el gobierno hacen faltan muchas manos. Y las hay, por un lado las oficiales de la Delegación del Gobierno y por otro los convocantes civiles. Se ve la subjetividad, o mala fe, y opera la división; pero la división como operación inversa a la multiplicación con la filosofía de las dos Españas.

Hay reglas para estos actos. Por un lado tener en cuenta índices de densidad de manifestantes por metro cuadrado y otro observar la velocidad de paso de estos. Está también la distancia de la cabecera hasta el final o cola del recorrido. Cuatro personas por metro cuadrado se trataría de una masiva marcha y en el caso del domingo sería la forma porque mover no se podían mover. También se conocen los criterios técnicos facilitados desde un helicóptero. La Delegación del Gobierno aclara que ellos no cuentan personas en las manifestaciones, que es trabajo de la policía; pero el dato sale de las delegaciones gubernamentales que ejercen la dirección y la supervisión de todos los servicios de la Administración General del Estado y sus organismos públicos. Representan al gobierno en el territorio de la comunidad autónoma y ahí sí existen las matemáticas y sus variantes: hay álgebra, geometría, estadística, aritmética, trigonometría y, sobre todo, mucho cálculo.  

Comentarios