martes. 28.09.2021 |
El tiempo
martes. 28.09.2021
El tiempo

Nacido para perder

COMO TODO el mundo, visualicé muchas veces el supuesto momento en que te toca la lotería. ¿Qué es lo primero que haría? ¿Qué me compraría? ¿Cómo lo repartiría? ¿A quién se lo restregaría? Cosas  así no se las planteó jamás un tipo de Castellón al que en 2005 le cayeron 6,5 millones de euros, que no está nada pero que nada mal.

No sé qué es lo primero que hizo ni lo que se compró, pero su reparto fue penoso: se lo entregó todo a un banco para que se lo jugase a la ruleta rusa. Todo. Y en el banco tenían un mal día, vieron Terra Mítica como una apuesta sin fisuras o simplemente el señor les cayó mal, pero el resultado fue que los 6,5 millones se evaporaron. Al afortunado ganador de la Bonoloto no le gustó la gestión de su dinero y le reclamó al banco  en el juzgado que le devolviese millón y medio. La jueza, con buen criterio, se negó. ¿Para qué lo quiere? ¿Para invertir en Goldman Sachs? ¿En Nissan? ¿En Alcoa?

Hay quien no nació para ser multimillonario, aunque por si acaso yo ya aviso de que no soy uno de ellos. Si ganas seis millones y medio y se lo entregas todo a alguien con la única idea de ganar todavía más solo puede significar dos cosas: o eres rematadamente idiota o un avaro asqueroso. Sea como sea, es mucho mejor que tu dinero lo tire por el váter el banco en un fondo buitre cualquiera para que un pijo pueda cambiar de deportivo o pagarse el abono de Mestalla. El tipo de Castellón no entendió lo de «Dinero llama a dinero». Cuando el banco llamó al suyo, era solo para quedárselo.

Nacido para perder
Comentarios