Opinión

La fuente de la existencia

AL FINAL se demostró que Teruel, efectivamente, existe. Copó telediarios esta semana. Se le incendió un buen trozo a  la provincia y eso siempre da bien a cámara, pero se notó que aún les queda mucho por andar. Cuando hicieron  la comparativa de lo que se les quemó tiraron de la superficie de Zaragoza, que eso ya no indica nada bueno.

Pero su momento de gloria  lo tuvieron cuando se les cayó un columna con un toro encima. La Fuente del Torico. Hasta ahí podíamos llegar. Ya pueden protestar porque no tienen Ave, ni famosos,  ni wifi, ni autovías, ni empleos, ni glamour, ni futuro que eso le resbala a todo el mundo. Pero que se caiga la Fuente del Torico, eso sí que  no.

Inmediatamente TVE desplazó una unidad móvil al lugar de los hechos. Que  nadie se ponga nervioso porque la columna con el toro se puede volver a montar. Desde aquí podemos animarlos  pero al ralentí, porque no vamos sobrados. Y darles algún consejo. Como que cuando  les construyan una autovía le echen un ojo a los puentes. Lo de que en las ciudades se  pelean por volver a las aldeas no es exactamente así. Y si  de veras aprecian esa fuente, arréglenla ustedes porque no irá nadie más. Que una cosa es existir y otra que se preocupen por ti. Pregúntenle si no a Pablo Casado

Comentarios