Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo

Aristóteles y los drones

ESTA MANÍA de los drones tendrá consecuencias. Según los tres actos propuestos por Aristóteles la cosa irá así: "Planteamiento, nudo y desenlace". El planteamiento ya lo conocemos todos: chismes que vuelan y admiten todo tipo de gadgets. Ahora estamos en pleno nudo: se les añaden pequeños misiles, cámaras de HD, paneles térmicos, mensajes cifrados. Los utilizamos para cometidos que van desde la localización de zonas de regadío a pulverización de objetivos militares y grabación de conciertos o playas paradisíacas. Falta el desenlace. Es probable que con el tiempo se hagan más pequeños y dejen de dar disgustos como aquel a Enrique Iglesias, que casi le cortan un dedo. Pero no, su desenlace será otro, y no precisamente el de llevar paquetes a granjas de Kentucky o a los Picos de Europa como quieren hacer los de Amazon. Encontrarán la forma de que sirvan para piratearnos el móvil y sobrevolarnos continuamente, como una de esas nubes sobre la Pantera Rosa que no conseguía quitárselas de encima. Nubes, mosca y drones quieren lo mismo pero a distinta escala: la mosca, unas células de nuestra piel; el dueño del dron querrá nuestro pellejo.

Aristóteles y los drones
Comentarios