Opinión

¿Consejos aquí? No, gracias

Hay gente obsesionada con dar su opinión sobre cualquier cuestión sin tener conocimiento. En el tema de la maternidad esto se multiplica 
Consejos vendo que para mí no tengo. Hay gente que está obsesionada con dar su opinión sobre cualquier cuestión sin tener ni un ápice de conocimiento. En el tema de crianza, maternidad o lactancia esto se multiplica. Las frases típicas se suceden. Todos saben qué es lo mejor para tu hijo, mientras que tú, al parecer, no tienes ni la más remota idea. 
"No lo cojas en brazos, que se acostumbra". "Déjalo llorar, que ya se cansará". "¿Aún le das la teta? Eso es vicio". Y así, un comentario detrás de otro. Un día. Una semana. Un mes. Un año... Y hasta la eternidad.
Sintiéndolo mucho, cojo en el colo a mi hija cada vez que me lo pide, porque entiendo que no es un capricho, sino una necesidad. Los niños no tienen por qué crecer lejos de la protección que les proporcionan los brazos de papás o mamás. Por mucho que algunos se empeñen. Y no es todo.
Esta madre inconsciente que escribe no la deja llorar, y con 27 meses seguimos haciendo colecho —¡menuda irresponsable!, pensarán algunos—. Pues sí, duerme con nosotros, y no creo que esto cambie por el momento.
Como tampoco la decisión de mantener la lactancia de manera prolongada mientras nosotras queramos. Independientemente de los comentarios que lleguen de fuera.
Y es que desde que fui madre desarrollé una nueva cualidad: hacer oídos sordos a los comentarios malintencionados, dañinos y vacíos. Ahora que sabéis que tengo superpoderes, me siento liberada. No malgastéis vuestro tiempo. Ni me vendáis consejos, que los que necesito, ya los tengo.

Comentarios