Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Supersalarios

 

EN TANTO que la mayoría del funcionariado, de todos los estamentos de la Administración, perdieron en los últimos años poder adquisitivo, como casi todos los trabajadores y jubilados, quedan los que gozan de privilegios inasumibles, entre ellos, algunos elegidos de la Diputación de Lugo, con salarios de cuatro mil euros y de entre seis mil y diez mil cuando toca cobrar la productividad, con dinero suyo y mío, negándosenos el pan y la sal si instamos equiparación. Una gracia retributiva que se carcajea del mileurismo. Pero no es ninguna excepción, lo cual no justifica el exceso. En la comunidad de Madrid, por ejemplo, y se supone que en otras ocurre lo mismo, abundan nóminas de entre cincuenta y cien mil euros anuales, superiores a las del jefe del Gobierno, que no siempre están en consonancia ni con la responsabilidad ni con la valía de los agraciados. Sí con la arrogancia de quienes tienen la opción de manejar el erario y los resortes financieros de instituciones y organismos, compensando con inusitada generosidad atenciones contraídas. Lo sorprendente (o no tanto) es que ninguna de estas regalías sabe de colores políticos. Todos son iguales de rumbosos.

Supersalarios
Comentarios