Opinión

Resurgir festero

En un mundo copado por el desánimo y el abatimiento en muchos de sus frentes, bueno es que se recuperen alicientes que ayuden a desempañar el oscuro panorama. Fátima Pego, cantante de la orquesta Panorama, observa ganas de diversión al preconizar la recuperación de fiestas, verbenas y actividades folclóricas en los pueblos, tras la veda impuesta por la pandemia, evaporándose incluso orquestas y grupos musicales por falta de actividad. Cierto que los festejos acusaron el ocaso mucho antes de que asomasen las propagaciones víricas, pero el covid supuso la puntilla que no necesitaban. Lo cierto es los espectáculos se fueron encareciendo más de lo que la economía festera, basada en la contribución, con sus cuotas, de los vecinos, podía soportar, y por otra parte surgieron novedosos y diferentes alicientes que fueron desplazando a las clásicas romerías, que otro tiempo no tan lejano tuvieron una notoria incidencia en lo que comporta estilos y formas de relación y convivencia entre los vecinos y las familias. Son modos y maneras ya superados por otra manera de interrelación, pero nunca está por demás que se reintente la restauración. Proporcionan una nota de color y alegría en la apolillada vida campesina, tan necesitada de estímulos.
 

Comentarios