jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Qué gracioso es el señor

EN UN país en el que casi ningún ladrón devuelve lo afanado, tampoco sorprende que los casi setecientos millones de euros saqueados de los Ere andaluces no vayan a recuperarse jamás. No los tiene nadie. Y si nadie metió la mano en la caja para materializar el sustancioso botín, como tratan de desfigurarlo los socialistas, las condenas deben ser fruto de una inoportuna ensoñación de los jueces. Ya se verá como los declarados autores, en los diferentes grados, acaban siendo entronizados y exigiendo disculpas. De alguna manera, con ser muy diferente, evoca el caso de El Dioni. Dionisio Rodríguez Martín, el 28 de julio de 1989, se apoderó del furgón blindado que custodiaba como vigilante de seguridad, huyendo con 298 millones de pesetas, 1.791.016,07 euros. Mucho dinero entonces. Se largó a Brasil donde vivió algunos años a cuerpo de rey, y, si al final fue detenido y extraditado, no pasó mucho más de tres años en prisión, pese a no aparecer nunca cerca de 130 millones. A lo que iba. Consiguió gran notoriedad y el perdón de la calle; nadie lo demonizó como delincuente, sino como un sandunguero. Qué gracioso es el señor. Remató su proeza siendo actor, cantante, escritor y presentador de televisión.

Qué gracioso es el señor
Comentarios