Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

No es el sitio

HORA ES de que, por fin, alguien se acuerde de rehabilitar el Pazo de Doña Urraca, cuya vista desde la muralla evoca el esplendor de otra época y evidencia su decrepitud actual, convertido en escombrera. Está muy bien que, por su prestancia e historia, vinculada a la reina doña Urraca, la Xunta lo rehabilite, pero la finalidad no parece la más apropiada, si es que va a convertirse en sede de la oficina de turismo, como anunció el gobierno autonómico. No es que la instalación, como vestigio urbanístico y monumental, sea indigna. Lo que falla es la funcionalidad que debe tutelar el objetivo eficaz y cómodo de una oficina de turismo, que ha de de situarse en un punto en que sea visible/accesible al visitante que busca información, sin necesidad de que se le perturbe y fuerce a preguntar por su ubicación, no por carecer de atractivo sino por incomodidad, ante lo que la mayoría de los que llegan acabarán por no preguntar. La actual, en la Rúa do Miño, también incurre en tal inconveniente, pero al situarse en un lugar más próximo a la Praza do Campo, es menos dificultosa. ¿No hay ningún local apropiado en la Praza Maior o similar, sin necesidad de complicarlo?

No es el sitio
Comentarios