viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

Mugre y letreros

AUNQUE la mona se vista de seda, mona se queda, dice el viejo refrán, cuyo significado retrata muy bien lo que es Lugo. Los letreros gigantes colocados en dos de las entradas, las más decentes, no ocultan el descuido y el aspecto deprimente, comparado con el de otras ciudades, que caracteriza las antesalas de la capital, como son las de A Fervedoira, Castelo/Chanca o la misma avenida de A Coruña. Lo que Lugo necesita, más que carteles aparatosos encubriendo engaños, es que sea dotada de una vez por todas de accesos decorosos, amplios y funcionales, a la altura de lo que necesita una urbe de cien mil habitantes. Intentar realzar la casposa evidencia es embaucarse a uno mismo. Coincide, además, con el informe de la OCU (muy dispar de la tramposa e interesada distinción de la escoba de plata) señalando a Lugo como una de las ciudades más sucias de España. Para percatarse de ello no es necesario que nadie lo recuerde, basta con pisar a diario las calles y fijarse en la abundancia de roña, pero es una mala propaganda hacia la atracción de visitantes y una incomodidad para quienes la sufrimos, cotizando, eso sí, religiosamente para que con nuestros impuestos se nos ofrezca algo más que tufos y pestilencias.

Mugre y letreros
Comentarios