Opinión

Euro/París de Noia

HAY COSAS y situaciones que por descabelladas en probabilidad parecen sin sopesar imposibles, y no lo son si se analizan con calma y sensatez. Recuerdo, por ejemplo, que cuando Ánxel Fole fue sugerido para el Nobel, el propio escritor expresó su asombro con un "señores, que tolos están". Y Fole, tanto por su obra como por su talento, tampoco desdiría tanto entre algunos de los que alcanzaron el galardón. Siguiendo el hilo de la sorpresa, ¿qué dirán ahora los componentes de la orquesta París de Noia cuando se les propone para representar a España en Eurovisión? Ignoro si lo consideran un disparate, pero tampoco lo parece tanto en el caso de que las bases del concurso no lo descarten. Se supone que no cuando la idea parte de un promotor musical compostelano, que por cierto ya recibió numerosas adhesiones. En cualquier caso nadie va a discutir la calidad y las posibilidades de éxito de la que se considera primera orquesta de Galicia cotejándolo con algunas de las aportaciones que RTVE envió al festival, que más bien parecen orientadas hacia el fracaso, que es lo que han conseguido. Por eso digo...

Comentarios