Opinión

Desolación censal

No siempre somos conscientes, ni consecuentes, con lo que representa la España desolada, la despoblada, de pueblos desérticos tras el éxodo de sus habitantes a áreas urbanas, buscando el futuro que se les había atascado en sus pueblos y aldeas. Parece increíble, pero según el último informe del Banco de España al respecto, tan solo el 12,7% del territorio español cuenta con habitantes, que visto así es como decir una minucia, porcentaje que contrasta con notable diferencia con el suelo habitado de Francia (67,8%), Alemania (59,9%) o Italia (57,2%). Pero en general buena parte de la población fue absorbida de las zonas rurales por áreas urbanas, donde el censo mundial se incrementó un 29,61% en 1950 y el 56,2% en el 2020. Es decir, un flujo imparable. Oleada que no se detiene por muchas razones, pero, la principal, porque los residentes en pequeños y desfavorables núcleos pretenden salir de estrecheces, sin servicios ni comodidades. Según el mismo informe, en 2021 había en España 3.403 municipios con serio riesgo de despoblación, cifra que representa el 42% de los ayuntamientos. El farolillo rojo de decadencia poblacional corresponde a la provincia de Zamora, con casi el 35% de pérdida, pero muy raspando anda Lugo, antes que Soria,Teruel o León. 

Comentarios