Opinión

Tamames

Abascal y Tamames. EFE
photo_camera Abascal y Tamames. EFE
La Organización Internacional de Titiriteros del Mundo se fundó en 1929 y, cuatro años después, nacía Ramón Tamames. Se lo digo para que se vayan situando en el guiñol que arranca hoy en la carrera de San Jerónimo, donde una herramienta constitucional de carácter excepcional vuelve a activarse a capricho para alimentar la polarización y la tontería. Abascal ha muñido una pantomima protagonizada por un exmiembro del PCE al que hace unos días le preguntaron qué pensarían de su candidatura con la ultraderecha los presos comunistas del penal de Burgos y dijo: "Están todos muertos". Lo que se ahorran porque, madre mía, qué país.