miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Kiko Novoa y Carmen Santos

EL BIOQUÍMICO Mulet le explicó a la Milá lo insensato que era divulgar los beneficios de una enzima que tiene poco de milagrosa y mucho de peligrosa leyenda urbana. Seguramente no recuerden los argumentos del científico porque a la Milá no le interesó. Decidió llamarlo "gordo"  y, así, murió la sensatez de asfixia bajo la bomba de humo.

Este jueves, Podemos Galicia y Carmen Santos han jugado a lo mismo, pero más sucio. Han acusado a Kiko Novoa de haber atacado en el Galicia por Diante a Santos por condenar "la violencia de género". Tras escuchar dos veces la entrevista, sólo puedo decir que la acusación es una patraña mentirosa, pero una brillante bomba de humo. Casi no estamos hablando de lo lamentable que fue el intento de Santos de decirle al periodista -cuyas preguntas fueron intachables- lo que tiene que preguntar -como si fuera la dueña del Scattergories- y de la vergüenza que debería darle emplear la violencia machista como arma de fogueo, banalizándola porque sí, olvidando que es una lacra asesina.

Tuit de Podemos GaliciaPese a despreciar el bipartidismo, Santos parece tener nostalgia del régimen canovista e ínfulas de Romanones, que fue el que acuñó aquello de que "los periodistas son esos chicos que si les das un pitillo te preguntan lo que quieras". Pero claro, tiene pinta de que Novoa, o "Noboa", como escriben ellos demostrando que no sólo tienen problemas con la colocación de las comas, ni fuma, ni está gordo, ni acepta pulpo como animal de compañía.

                                                                                           

Kiko Novoa y Carmen Santos
Comentarios