Opinión

Ana Rosa

LA PRIMERA conclusión clara a la que he llegado este lunes de resaca electoral es que, efectivamente, a Ana Rosa Quitana no le ha sentado nada bien tener que interrumpir sus vacaciones y se le ha notado.

Si me piden algo más analítico, les diré que Pedro Sánchez le debe media campaña a Zapatero y a Belén Esteban. Y no lo digo (tan) en broma. Cada uno en lo suyo, han estado brillantes. Ya, si me piden algo más elevado, como si fuera capaz, les diré que puede que simplemente España haya preferido al señor que se puso a mentir al llegar al Gobierno frente al señor que se puso a mentir para llegar al Gobierno.

Comentarios