lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

Transformación digital: qué errores no debemos cometer

Abundando en la cuestión de la Transformación Digital, conviene poner de manifiesto sonoros errores o situaciones ejemplarizantes para quienes pretenden no tropezar en las piedras en las que ya tropezaron otros.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, gigantes como Nokia, Rank Xerox, Motorola, Kodak…, son ejemplos de empresas que lideraron ostensiblemente los mercados, y que por una razón o por otra, fracasaron y lo perdieron casi todo. Todas pagaron los errores estratégicos de la no asunción en cuerpo y alma de una transformación analógica que desembocara obligatoriamente en una transformación digital.

Sectores como el taxi o los hoteles están abocados a un cambio radical en las políticas de transformación por mor de las economías colaborativas si no quieren que les pase lo que ya les ocurrió a los videoclubs, luego evolucionados a BlockBuster, para morir a manos de Netflix.

La automoción es uno de los sectores que está sufriendo una transformación más notable en los últimos años y que supone un cambio de paradigma ya que afecta a dos parámetros fundamentales: las nuevas tecnologías energéticas que un mundo sostenible demanda y las nuevas demandas de una sociedad avanzada en materia de movilidad.

Hoy, una empresa como Tesla, con solo diez años de vida y, sin duda, el inventor de un nuevo concepto de vehículo privado, tiene mayor valor efectivo que empresas con más de un siglo de historia.

Nikola, que no fabricado ni un solo vehículo, vale más dinero que una multinacional como Ford, que dicho sea de paso, inventó la fabricación en cadena hace más de cien años. 

Sirvan también como ejemplo instituciones como Educación o Justicia. Nadie es ajeno al enorme camino que tienen que surcar para ponerse a la altura de otras Administraciones, que por razones de recaudación a los penitentes, se han transformado antes. 

Los precursores de estos cambios no son otros que las personas, los consumidores.

En un futuro muy presente, no compraremos coches, pagaremos por usarlos. Exactamente por la misma razón que ya no compramos discos, pagamos por escucharlos.

Este cambio de época también esta modificando la manera de relacionarnos y está abocado a una transformación digital del ligar. A diario se utilizan portales para mantener contacto entre personas de una u otra manera, y así las cosas, han florecido aplicaciones como eDarling, Meetic, OurTime, Solteros con Nivel, Be2…

En próximos artículos iremos desgranando cada una de estas tecnología, y más allá de entrar en cuestiones puramente técnicas, entraremos en su repercusión directa en el ser humano, es decir, en las personas y en su entorno, y también en cómo éstas van a modificar hábitos y tendencias.

Transformación digital: qué errores no debemos cometer
Comentarios