Opinión

España en el ranking

Basta echar un vistazo a nuestro alrededor para darse cuenta que nos encanta hacer listas de todo: los mejores libros, webs, películas, coches, países, economías… Más allá del evidente componente subjetivo de todas ellas, resultan divertidas.

Una que me ha parecido además curiosa es ‘El Henley Passport Index’, elaborado por la consultora Henley & Partners, que establece cada año el ranking de los pasaportes más poderosos del mundo, atendiendo al número de destinos a los que sus titulares pueden acceder sin visado y según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Por quinto año consecutivo, Japón corona el índice de una lista de 199 pasaportes del mundo. Según este ranking, los japoneses pueden viajar sin visado a 193 destinos de un total de 227, mientras que los de Corea del Sur y Singapur, en el segundo puesto, disfrutan de 192 destinos. Alemania y España ocupan conjuntamente el tercer puesto, con acceso a 190. Por contra, en el último lugar está Afganistán, con sólo 27 (166 destinos menos que Japón), la mayor diferencia en movilidad global en los 18 años de historia del índice. 

El presidente de Henley & Partners, afirma además que este estudio desvela una relación directa entre la solidez del pasaporte y el poder económico del país. Así, se pone de manifiesto que sólo el 6% de los pasaportes del mundo dan a sus titulares acceso a más del 70% de la economía mundial. Los japoneses pueden viajar al 85% del mundo, a unos países que representan el 98% de la economía mundial. Mientras, los afganos, sólo pueden hacerlo al 12% del mundo y a menos del 1% de la producción económica mundial.

Este ranking me parece interesante para traer a colación el tema de la reputación exterior del país. El Real Instituto Elcano en su estudio ‘La reputación de España en el mundo’, que analiza cómo se percibe al país dentro y fuera de sus fronteras, aporta el dato de que ocupamos el puesto 14 en el ranking de prestigio global de las 55 principales economías del mundo. Todas tienen en común ser países ricos, con democracias consolidadas y con una estrategia diplomática pacífica. EE.UU. está muy por debajo de la media y tanto China como Rusia figuran al final del ranking.

España mejora su posición en 14 de los 17 ítems analizados. Salimos bien parados en el apartado de ‘calidad de vida’ (país seguro, entorno natural, gente amable…), lo que nos convierte en un lugar atractivo para viajar y vivir. Sin embargo la valoración es peor en cuanto a calidad institucional, tecnología e innovación, entorno económico o educación. Resulta, asimismo, que a pesar de que somos un gran país, no nos lo creemos y nuestra autovaloración vuelve a caer por debajo de la valoración externa. 

Nuestra economía ha pasado del 8 puesto mundial al 14 en pocos años, pero esto no supone que hayamos dejado de ser un gran país, muy a pesar de quienes quieren destruirlo desde dentro, o de los políticos que trabajan más pensando en ellos y sus intereses partidistas que en los interés del Estado.

La clasificación global de pasaportes del mundo nos proporciona una visión fascinante de un mundo caracterizado por su extraordinaria agitación, pero desde luego, nos ofrecen también, una mirada reveladora sobre la importancia y reconocimiento exterior del país.


 

Comentarios