Opinión

Reaccionario

En pleno uso de mis facultades mentales y sin coacción alguna, me declaro pública y solemnemente reaccionario. En parte por seguir y completar ese maravilloso dicho: quien no es revolucionario a los veinte años es que no tiene corazón; quien no es conservador a los cuarenta es que no tiene cabeza. ¿Y a los sesenta y más?, me pregunto. Pues lo que toca es ser ultraconservador. Eso por un lado. Pero lo que de verdad me ha hecho proclamar mi condición de reaccionario ha sido el Gobierno y su tropa. Si los Sánchez, las Yolanda, los Bildu  y el resto hasta los Junts forman, a confesión propia,  el bloque progresista, ¿qué voy a ser yo?  Pues todo lo contrario, reaccionario y a mucha honra. Tan reaccionario como ellos progresistas.

Comentarios