Opinión

Odio

Lo del ‘delito de odio’, creo que sacado de la manga por esta tropa de ‘progresistas’ que nos ha caído encima, me hace mucha gracia, o sea, que no me hace ninguna gracia. Ya su propio enunciado es bastante absurdo y tiene la apariencia de ser en buena medida un delito político o, al menos. ideológico, con la parcialidad que ello conlleva. El asunto tiene enjundia como para dedicarle otra columnita, pues ésta va para un caso particular, reciente e ilustrativo de la desfachatez a que ha llegado este PSOE sanchista. Ahora se escandaliza y denuncia el apaleamiento de una figura de su líder en Fin de Año, pero calla y disimula cuando seguidores de sus aliados independentistas catalanes y vascos queman o decapitan en imagen al rey.

Comentarios