martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

Llegada

Desde la inquieta quietud del confinamiento, cerremos los ojos y podremos verlo. El cielo, cubierto de nubes o despejado, es un camino por el que viajan hacia nosotros miles, quizá millones de aves. Son todas las que vienen de sus cuarteles de invierno africanos a aparearse y reproducirse, a seguir la ineludible obligación de perpetuar la especie, lo más importante, más que la propia vida, para cualquier animal. Golondrinas, tórtolas o rulas, las cigüeñas que no han decidido invernar por aquí, muchos pajarillos que se alimentan de insectos, majestuosas rapaces como el águila culebrera. Y, por supuesto, el cuco, el emblema de la primavera. Faltan los vencejos, tan remolones siempre, que no llegarán hasta que comience mayo. 

Viajeros alados, que cumplen con enternecedora y admirable tenacidad su destino vital, en estos días van llegando a nuestros cielos, a nuestra geografía. Y su llegada  nos alivia de nuestra forzada reclusión. Lo dicho: cerremos los ojos y lo veremos.

Llegada
Comentarios