lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

¿Misión cumplida?, presidente

LA POLÍTICA es muy amiga de eslóganes y frases hechas. Pero del "España va bien" de Aznar al "misión cumplida" de Sánchez hay todo un repertorio condensado de profundo pensamiento e ideología de parte que se olvida de que los políticos han de trabajar en beneficio del interés general. De aquel "Váyase, señor González" viajamos al "Rajoy, vete o te echamos" y más recientemente al "Iglesias ya se ha ido". Ahora estamos en la era Sánchez, donde la verdad vale lo justo y la coherencia brilla por su ausencia. De modo que ese "Sánchez, márchate" que sugieren los sondeos y la calle es cuestión de tiempo que se complete porque también el "Aló, presidente" abrazado al populismo tiene fecha de caducidad.

A Pedro Sánchez le echarán las urnas, como a casi todos, y no una moción de censura por muy legal y desleal que sea. Legal porque se ajustó a la Constitución, pero desleal porque no se respetaron los entonces todavía recientes resultados electorales que dieron más apoyo a Rajoy que al actual presidente del Gobierno en posteriores comicios. La precariedad sostiene a Sánchez en La Moncloa gracias a las alianzas con el comunismo más bolivariano y el independentismo ilegal más antisistema. La coalición PSOE-Podemos se mantiene en el poder con apoyo de los golpistas condenados y herederos políticos de Eta igualmente ajusticiados. Y eso hay que decirlo, porque es un dato objetivo. Y de igual modo que es una opción legítima también resulta poco ética y moral.

La "misión cumplida" de Sánchez se refiere a Afganistán, donde 20 años después los talibanes han vuelto al poder, Occidente se ha retirado con el rabo entre las piernas y el riesgo real del terrorismo islamista se mantiene como aquellos 11-S y 11-M. Exitosa misión cumplida, llegó a decir Sánchez en la repatriación de españoles y colaboradores, lo cual induce a la complacencia porque hemos abandonado a su suerte al pueblo afgano, sometido al horror fundamentalista del fanatismo religioso. Ningún mandatario mundial, ni siquiera Biden con su errática retirada de Afganistán, se han atrevido a hablar de "misión cumplida", porque dicha misión ha quedado inacababa, incompleta, dado que la ocupación tenía como misión la democratización del país ante la dictadura talibán del terror que ha vuelto.

El problema de La Moncloa es que concibe toda acción y acto de gobierno como un eslogan publicitario.

Del "no a la guerra" al "misión cumplida" hay una metamorfosis del sanchismo podemita, que ahora ni siquiera considera de su responsabilidad, como hacía con Rajoy, el récord histórico del precio del recibo de la luz. Lo mismo les sucede al PSOE y el Podemos pacifistas, que ahora se apuntan al éxito de la "misión cumplida", igual que se apuntarán al éxito de la recuperación y la superación del covid cuando sus políticas económicas de gasto supuestamente social y su gestión sanitaria han hecho agua por todas partes. Con todo respeto, presidente: "¿Misión cumplida?" ¿Seguro? ¿Y por qué no ha acudido al Congreso a defenderlo si tan convencido está?

¿Misión cumplida?, presidente
Comentarios