domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

Sin derechos

MUCHOS JÓVENES bien preparados dejan Lugo y Galicia para irse a trabajar a Londres o a Gran Bretaña. A veces, en lo que están preparados. Con frecuencia, en cualquier cosa. Siempre se valora que, al menos, mejoran su inglés. Se van por necesidad. No hay espacio para ellos. A estos conciudadanos nuestros les afecta negativamente el acuerdo adoptado la noche del viernes en Bruselas para que el Reino Unido no abandone la Unión Europea. Más exactamente, para que David Cameron se presente ante su partido y ante la opinión pública británica con una victoria en Bruselas.

Las explicaciones de Mariano Rajoy tras la reunión son el colmo de los tópicos, la repetición de un discurso vacío de argumentos que igual vale para el acuerdo sobre el Reino Unido que para las negociaciones pesqueras o de política agraria común. Tópicos. No hay en estos dirigentes, inclúyase a los españoles, convicción europeísta alguna. Al margen de Felipe González y -lo sentimos por algunos ante la cita del siguiente nombre, pero léanse las memorias de Tony Blair- José María Aznar, los dirigentes españoles van a las reuniones euopeas a tomar apuntes de lo que les dictan. El turismo de sol -los británicos que vienen a emborracharse y al médico a España- justificará en este caso la tradicional bajada de pantalones en Bruselas.

El lenguaje es el que se exije, cuando no han sido defendidos los derechos de unos españoles que no encuentran trabajo en su país y, como ciudadanos europeos van a ser discriminados cuando trabajen en el Reino Unido, como forma de independizarse que no logran en su país. Tras el acuerdo del viernes sobre Reino Unido y su encaje en la UE,habrán desaparecido todas las dudas de que el europeísmo no encuentra espacio entre los actuales dirigentes de la UE. La Europa que se afirma es la del capital y los ajustes, mientras no hay ni tiempo para ocuparse del drama de los refugiados. Esta marcha hacia atrás sucede en la Europa que vivió dos grandes guerras en la primera mitad del pasado siglo. Ignoran hasta su propia historia. Como algunos aquí.

Sin derechos
Comentarios