Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Políticamente incorrecto

LA corrección política se impone como norma. Es la mayor de las censuras. Es un adoptar posiciones en función de la aprobación de las mayorías o de grupos muy activos. Es una práctica gregaria. Cuando Pablo Casado, nuevo líder del Partido Popular, formula sus posiciones sobre el fenómeno de las migraciones por razones económicas desde África hacia Europa, expresa una posición política y social que encontrará apoyos y rechazos. ¿Qué quiere decir Pablo Casado con la calificación de políticamente incorrecta cuando expresa esa posición de cierre de España a los inmigrantes africanos? Es incorrecta en cuanto se alinea, o puede verse o entenderse como homologada, con las formaciones más xenófobas de Europa o menos europeístas. Hasta ahora el PP en España estaba al margen de esa corriente que, por ejemplo, condiciona la política alemana y se enfrenta a Angela Merkel o hace ver con temor la evolución de Austria o de Italia. Es un discurso, en la línea del populismo que avanza por Europa y que lleva en el portafolios el cierre a la inmigración africana. Está pendiente un discurso que desde la incorrección política destape los buenismos puntuales y las hipocresías humanitarias que no afrontan el problema de la miseria, el hambre y también el negocio de traficantes, pero sin ceder lo más mínimo al simplismo de alimentar la xenofobia o de que el problema que provoca este movimiento migratorio, ahora como en otros momentos de la historia con fenómenos semejantes, se resolverá con medidas policiales. Hay que llevar la esperanza de una vida digna a esos países. Las voces que reclaman una acción, un programa europeo — un plan Marschall, se ha dicho— sobre África no encuentran eco. Lo políticamente incorrecto sería dar una alternativa real al buenismo o humanismo de urgencia e igualmente a la cerrazón xenófoba.

Políticamente incorrecto
Comentarios