Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

Otras posverdades

LA SITUACIÓN de Nicaragua es, todo lo deformada que se quiera, la expresión de la posverdad que como movimiento de avance en las libertades y el progreso representó el sandinismo, que derrocó al sanguinario dictador Somoza. Con ropajes de liberación se cubrió una semilla totalitaria. Cuando el programa y la ideología que se transmite son los tópicos del anticapitalismo y antimperialismo yanqui, conviene sospechar de la posverdad totalitaria que oculta esa política. Las libertades y el progreso socieoeconómico tienen el mejor espejo y referente en la Europa que se construyó después de 1945. No consta que existan otros atajos para el logro de iguales niveles de libertades y justicia social, como lo que pudo y puede representar el estado de bienestar europeo. Hay suficientes muestras actualmente en América Latina de esa posverdad que se reviste de sentimentalismo progresista para tapar su totalitarismo o su demagogia populista. El Daniel Ortega que se perpetúa en el poder presidencial y en el liderazgo del sandinismo es la expresión en la praxis de esa trampa sentimental. Como lo fue —¿lo es?— la Cuba de los Castro o la revolución bolivariana. La actual situación de Nicaragua puede ser una ocasión para volver sobre la falsedad de ciertos mitos políticos y la ingenuidad con que se reciben en algunos sectores.

Lugo-Ourense
La autovía Lugo Ourense "avanza a ralentí", como titula Arturo Reboredo este lunes en este periódico, El Progreso, desde Lugo. O como contaba esta misma semana La Región desde Ourense. Hay, como mínimo, dos justificaciones para reclamar la aproximación en tiempo de viaje entre Lugo y Ourense. Una, es la fórmula para que el Ave a Galicia sirva también a Lugo. Y dos, la Galicia no atlántica necesita comunicaciones de calidad.

Otras posverdades
Comentarios