Sábado. 15.12.2018 |
El tiempo
Sábado. 15.12.2018
El tiempo

Una factura descontrolada

ES INDIFERENTE el color del Gobierno: la facturación de la luz forma parte de un caos con el consumidor como único perjudicado. El precio de la luz ayer, un 23,8% más que el mismo día del año pasado, es noticia de titulares. Las causas que lo justifican son las de siempre: la sequía, la falta de viento o el precio del petróleo. Valen para invierno y para vernano. Lo que está claro es: 1) El mayor de los porcentajes de la factura de la luz no se debe al consumo. Los gráficos que le colocan a la factura para que sea algo inteligible lo deja bien claro. Si, por ejemplo, falla el proyecto Castor –almacenamiento de gas en las costas de Castellón y Tarragona–, lo van a repercutir al consumidor. Y 2) el usuario, el cliente, ignora qué tarifa le aplicará la eléctrica o distribuidora de turno. Esta actual tarifa que varía con las horas no será precisamente ninguna muestra de transparencia ni de información mínima para un contrato de servicio a un usuario doméstico.

Utilización perversa

El accidente de O Marisquiño en Vigo fue de impacto general. ¿Cómo puede suceder ese derrumbe en un espacio público? El pleno del Ayuntamiento de Vigo, con la mayoría socialista de Abel Caballero, rechazó la investigación del suceso. La calificación de «utilización política perversa» por pedir investigar el suceso, con independencia de la acción judicial, puede muy bien ser aplicada, y justificadamente, al rechazo a la investigación.

"Superricos"

En los duros años de la crisis, de 2007 a 2016, el número de las personas que declaran un patrimonio superior a treinta millones de euros creció en España un 150%. Son datos de la Agencia Tributaria. La realidad pudiera ser mayor.

Una factura descontrolada
Comentarios