Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

No es cuestión de calificativo

"Incendiarios, terroristas ou malvados" fueron términos que utilizó la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, para referirse a las plagas de incendios forestales que, razonablemente, apuntan a ser intencionadas. No puede entenderse –habría que demostrar lo contrario– como fruto del azar la noche del 15 de octubre del pasado año en Galicia. Califíquese como se quiera pero, para trasladar un mensaje de que no hubo intencionalidad, habrá que aportar algo más que opiniones. La lógica apunta a lo contrario: a la intencionalidad. Está bien que todo el operativo frente a los incendios forestales esté en disposición de activado a partir del mes de mayo. En esa lucha contra los incendios hay que ver como positivas esas primeras medidas de limpieza de franjas de protección o de la maleza en una línea también de seguridad en caminos y carretras. El levantamiento de plantaciones ilegales, que anuncia la Xunta, sobre todo de eucalipto, va a necesitar una acertada política de comunicación previa para que no se perciba como arbitrariedad, riesgo potencial en un país de políticas clientelares. Hay una necesidad de implicación de los concellos en la aplicación de las normas de prevención y de ordenación de las plantaciones, también en la comunicación y sensibilización previa que borre cualquier duda de parcialidad. Habrá que esperar ahora a las conclusiones de la comisión parlamentaria que se ocupa de los incendios y de la política forestal. La conselleira declaró ayer que las asumirá en su totalidad. Habrá que confiar en que después de escuchar a expertos y a representantes del sector se apueste decididamente por políticas que contemplen el monte y la madera como un recurso para la economía agraria: medidas que busquen y potencien la rentabilidad de las explotaciones forestales y que se abandonen definitivamente las políticas que sirvieron a la economía del fuego.

No es cuestión de calificativo
Comentarios