sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Demanda de acogida

LAS SOLICITUDES de asilo en Lugo ya duplican las del pasado año. Lo cuenta Sabela Corbelle en la apertura de la sección de Lugo (páginas 2-3). Hay un dato que parece relevante: el incremento obedece al gran número de venezolanos que huyen de la situación de aquel país. España, y Galicia en particular, tiene una obligación moral doble con estos refugiados o inmigrantes. La general humanitaria, que no parece que viva sus mejores momentos en esta sociedad en cambio. Y una histórica: Venezuela fue destino de miles y miles de gallegos. Aquel país fue origen de muchas divisas que entraron en Galicia.

La última gran emigración de gallegos a América fue a Venezuela. El poeta Celso Emilio Ferreiro, que llevó su desencuentro con la colonia gallega en la Hermandad Gallega de Caracas a aquel Viaxe ao país dos ananos, es una buena referencia de la no tan lejana realidad de esta emigración. Si los mensajes de tierra de acogida, que a veces se producen como solo eso, se han de traducir en hechos: la recepción a quienes huyen de la Venezuela chavista y de Maduro es una obligación en Galicia. Y la urgencia y la obligación de una acción extraordinaria se multiplica hacia los gallegos que quieren salir de allí y carecen de medios. Las mediaciones y las gestiones que se realizan desde España sobre aquel régimen deberían tener como prioridad la situación de los compatriotas españoles que necesitan regresar a su país. Hay como un manto de silencio o de ignorancia de esta realidad.

Por una parte, está todavía el discurso ideológico de quienes vieron progresismo liberador en el chavismo —el antiimperialismo bufón— y se resisten a reconocer el error y a condenarlo. Y existe en la política española que ocupa el poder, no solo en la izquierda, un dominio de la posición de no molestar a Maduro y demás aspirantes en ejercicio a dictadores en América Latina.

Demanda de acogida
Comentarios