Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Aguas revueltas

EL DEBATE sobre la prisión permanente revisable, absolutamente inoportuno en el tiempo, solo se entiende en su fondo y en sus formas por razones electorales. Fue un espectáculo lamentable, cargado de demagogia y populismo, falto de respeto en algunos casos, sobre el que se repartieron las culpas unos y otros. Nadie pidió perdón, salvo Carolina Bescansa, otra vez con un ejemplo de sensatez. España, desde el centro a la periferia, está políticamente en clave electoral. Es una situación casi permanente que marca la acción política. ¿Para cuándo la concentración de elecciones en una convocatoria única? No interesa estratégicamente a los partidos, aunque sería oportuna para el gasto electoral y para la acción de gobierno de los diferentes poderes. Los actuales movimientos en la calle, que se activan desde el malestar ciudadano como en el caso de los pensionistas, cuentan con el combustible de la oposición, que se apunta y busca rentabilizar este malestar. El movimiento de los pensionistas arrancó al margen de las siglas partidarias o sindicales. No es un dato menor. Los discursos de populares y ciudadanos muestran claramente un escenario de competición electoral. Son solo algunos ejemplos del clima en el que está instalado este país, que no se explica solo por unas elecciones locales y regionales para dentro de un año. Los sondeos equivalen a gasolina sobre el fuego: los pronósticos demoscópicos para populares y socialistas no auguran éxitos. El único que se ve en crecimiento continuo es el partido de Albert Rivera. Podemos, pasada la crisis, al menos en su etapa dura, y como consecuencia de la imposición del poder personal de su líder, ya no se contempla como amenaza por los viejos partidos de la transición. Pedro Sánchez, no obstante, continúa con un discurso más propio de la competencia con Pablo Iglesias que en las coordenadas que caracterizaron al socialismo exitoso de Felipe González. Solo el test de los apoyos, o no, a los Presupuestos Generales del Estado dirá si se aplaza este clima.

Aguas revueltas
Comentarios