jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Parteaguas

Parteaguas: línea que marca un antes y un después. Define nuestro tiempo. Un tránsito entre épocas que reúne todos los ingredientes para el desconcierto humano y liquida de facto las más sesudas previsiones.

La pandemia que nos asola, con su irrecuperable coste en vidas humanas, es la última de sus expresiones. Siendo hija de la globalización por la inédita velocidad con la que se propaga por el mundo, ha sido combatida en primera línea con el cierre de fronteras, Y, sin embargo, es inconcebible que ese modelo de emergencia, el viejo Estado Nación, se mantenga como trinchera para proteger a la humanidad de lo que le espera al doblar la siguiente esquina.

¿Qué responderá lel PP a las propuestas para el fortalecimiento del sector público estratégico que con tanto fervor se dedicó a desmantelar desde sus gobiernos?
 

¿Seremos capaces de aprender de esta enorme tragedia ¿Querremos? Está por ver. En todo caso, hay lecciones ya ineludibles. La crisis ha mostrado la peor cara de las políticas desreguladoras de las últimos décadas y ha convertido en un clamor el fortalecimiento de la sanidad pública. 
El modelo económico del capitalismo ultraliberal que comenzó en los ochenta con Reagan y Thatcher combatiendo al consenso de postguerra sobre el Estado de Bienestar, queda muy tocado (o eso es de esperar) porque con la salud, y con muchas cosas más, ya no se juega. 

¿En España, qué responderá la derecha, el PP, a las propuestas para el fortalecimiento del sector público estratégico que con tanto fervor se dedicó desmantelar desde sus gobiernos? ¿Más de lo mismo?

Hoy somos capaces de distinguir mejor aquello que no puede permanecer inalterable. Un ejemplo; en estas semanas estamos constatando que ya no quedan más excusas para que el modelo laboral tradicional basado en los desplazamientos masivos siga obstaculizando la extensión del teletrabajo. 
Los cambios, uno tras otro, se abrirán paso más temprano que tarde y la opción ya está entre debatir con mirada larga para conducirlos hacia donde queramos o entregarse al populismo extremista que tan sólo quiere la fractura. Todo lo demás, las inútiles querellas políticas domesticas, se colocará al margen de lo que verdaderamente importa para nuestro futuro inmediato. 
 

Parteaguas
Comentarios