Mercedes Corbillón
Mercedes Corbillón
Opinión

Riquiñas y (asquerosas) horrorosas

Siempre quise vivir en un castillo , como la madre maravillosa de Gustavo Salmerón, aunque lo de muchos hijos y algún mono no estaba entre mis preferencias. Por eso me alegré mucho cuando recibí la invitación de las máximas autoridades para pasar la noche en uno.  Qué iba a suceder allí no…