Opinión

Los lapsus de Biden

Siento debilidad por Joe Biden, me parece un tipo entrañable que no debería jubilarse jamás. Estoy convencido de que Estados Unidos está plagado de personas más jóvenes y enérgicas para dirigir la Casa Blanca, pero ninguno inspirará esa ternura de abuelo cariñoso, capaz de alegrar las comidas familiares con sus graciosos lapsus. No se merece que lo quieran incapacitar por su mala memoria. Me da la risa si lo imagino en campaña, cambiando ruedas de autobuses que no están pinchadas, pidiendo en los debates que no le votes o vestido de astronauta, porque llegar a la luna también es la lícita ilusión de algunos. Me descojonaría si en los mítines lo veo prometer trenes de alta velocidad, red de cercanías, carreteras sin baches, autopistas sin peajes, médicos en el rural, industrias sostenibles o chips y primera vacuna gratis para perros yonquis. Quien gane en Galicia el día 18 también tendrá mucha tendencia al olvido, pero esos lapsus ya no nos harán tanta gracia.

Comentarios