lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

Venezuela en campaña

ES AGOTADOR el esfuerzo de preguntar a los dirigentes de Podemos sin otro resultado que una excursión por los cerros de Úbeda. Durante las últimas veinticuatro horas lo hemos podido comprobar en relación con la crisis de Venezuela. No saldremos del reproche a la clase política española por instrumentalizar en clave electoral propia lo que ocurre en países ajenos. Pero ni media palabra de la proverbial simpatía chavista de Pablo Manuel Iglesias y los principales dirigentes del partido. 

¿Todavía simpatizan con el proceso bolivariano? ¿Sigue pensando Iglesias como pensaba al morir Hugo Chavez? ("Hoy ha muerto uno de los nuestros", dijo entonces) ¿Sigue teniendo "envidia de los españoles que viven en Venezuela" bajo el régimen chavista? ¿Sigue pensando que la tansformación de Venezuela, bajo los mandatos de Chavez y Maduro, es "un ejemplo democrático" para los países del sur de Europa? ¿Sostiene seriamente que Otegui fue un preso político pero Leopoldo López estaría bien encarcelado "si se demostrara que ha cometido un delito de terrorismo"? 

Inútil. Ni lo intenten. No hay forma de obtener una respuesta a preguntas así. Personalmente hice todo lo que pude ante Carolina Bescansa este jueves por la noche. Fracaso total. De cien maneras distintas dijo que le parece mal que la campaña electoral se haya trasladado a Venezuela y lo más que se acercó al tema de fondo fue cuando dijo "No estamos a favor de que haya presos políticos en ninguna parte", pero sin dejar claro en qué se parecen o en que no se parecen los casos de Arnaldo Otegui, ex presidiario, ex etarra, secretario general de Sortu (continuación del brazo político de la Eta no disuelta todavía) y el de Leopoldo López, el opositor venezolano. 

El encarcelamiento de López se está viviendo en España como un asunto de política interior y, ciertamente, se ha colado en nuestra campaña electoral. Tal vez demasiado. En eso tiene razón Bescansa. Pero también es verdad que fueron Iglesias, Alegre, Monedero y ella misma los que desencadenaron esta anomalía con sus desmedidos elogios al chavismo. Desmedidos y bien retribuidos ¿O tal vez es esa la explicación del inesperado silencio de Podemos por lo que está ocurriendo allí?. 

Las cuentas depositadas en el Ministerio de Cultura (Registro de Fundaciones), acreditan la entrega de al menos 3,7 millones de euros del régimen chavista por asesoramiento (2002-2012), a quienes con el tiempo lanzarían la marca Podemos. No lo niegan, siempre que se desvincule de la organización inscrita con el nombre de "Podemos" en el registro oficial (11 marzo 2014). Sería otra cosa si hablásemos de la CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), en cuya directiva han figurado tres altos dirigentes de Podemos (Iglesias, Errejón y Alegre). Pero ya se ocupan ellos de desviar el tiro hacia un supuesto de financiación ilegal de Podemos nunca detectada por los tribunales, mientras niegan vínculos financieros entre CEPS y el partido.

Venezuela en campaña
Comentarios