lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

Llamadas de cuarentena

A la misma hora. Tres días seguidos. Mi confinamiento no está siendo horrible: trabajo, estudio y disfruto de tiempo ocioso igual que antes de la pandemia. Solo han cambiado las formas. Un mar de tranquilidad que se vio perturbado por un hecho fastidioso.

Soy de esa generación a la que le produce ansiedad todo, incluso coger un teléfono. Y más cuando el nombre que aparece en pantalla es el de una persona con la que has coincidido cuatro veces hace un par de años y por una cuestión estudiantil.

Tres llamadas cada jornada. Una mezcla de indignación y curiosidad me llevó a querer saber el motivo del telefoneo. Supongo que si ha leído hasta aquí espera que coja el móvil y responda, le cuente una interesante conversación y se acabó. No fue así. El contacto directo me parecía arriesgado, así que le comenté la situación a mi grupo de amigos, los cuales también conocían a mi perseguidora.

Sabes que unos compañeros son los adecuados cuando te resuelven este tipo de situaciones. Tras unas cuantas absurdas bromas sobre el motivo de las llamadas, apareció Adrián. A él también le había contactado. Poseía la verdad y no dudó en desvelarla.

Leer más: Trabajadores del Hula le cantan el 'cumpleaños feliz' a un paciente por el interfono

Al parecer, la finalidad no era otra que vender la suscripción a un diario online centrado en la información sobre el coronavirus. Hasta aquí todo bien. Pero la oferta tenía algo reservado. Un giro que hizo que me estremeciera. Por un “módico precio” se podía tener acceso a unos textos inéditos de Lenin.

¡Unos textos inéditos de Lenin! Si el susodicho levantara cabeza…

Un nombre cargado de significado. Con peso en la historia, en la política y en la filosofía. Quizás leerlo por enésima vez me permitiría llevar todavía mejor el confinamiento. O no. En todo caso esta estrategia comercial repetía un patrón propio de nuestra sociedad y que emerge con fuerza en estos días de cuarentena: buscar las verdades absolutas en las respuestas de otros.

Basta con echar un vistazo a los artículos publicados en las columnas de los medios españoles para percatarse de los ilustrados que poblamos los medios. Citas a Adorno, a Friedrich August von Hayek, a Kant, a Claudia von Werlhof, a Milton Friedman, a Marcelino F. Mallo, a César Vallejo o a Íñigo Errejón.

Citas, citas y más citas. Un pensamiento construido a través de letra muerta. Elaboramos nuestra cosmovisión del mundo mediante lo que otros han investigado, en lugar de ser nosotros mismos los que realizamos el análisis. Huimos del saber directo para abrir las puertas a uno que ya está previamente mediatizado.

Leer más: Soprenden a una conductora viajando de Madrid a A Mariña con la casa a cuestas

Mas no es la esfera de los medios de comunicación un ente alejado del resto de la sociedad. Es su fiel reflejo y viceversa. La población se siente engañada por las autoridades. “Esto no es lo que habíais dicho”, proclama la población al enterarse de que el Gobierno pretende introducir la recomendación de llevar mascarillas tras desaconsejarlas durante un mes.

Reconozcamos que es más fácil jugar con un necio. Hacemos seguimiento ciego de autoridades, expertos y tertulianos que replican una ideología al servicio de unos intereses muy concretos. El pensamiento propio y crítico se ve engullido por luchas superficiales entre bloques ideológicos que defienden el mismo poder.

Podría terminar este texto recomendándoles que si les interesa un problema investiguen sobre él, que no dejen que nadie se lo cuente. Encumbrarlo todo con la tan manoseada cita de Kant sobre atreverse a saber. Sin embargo, lo haré contándoles el final del suceso que perturbó mi confinamiento.

Es frágil, aburrido y sin chicha, como la vida misma. Ante las insistentes llamadas decidí bloquear ese número de teléfono. No contenta con ello me escribió por WhatsApp para explicarme la promoción. Lo que me llevó a bloquearla también en esa red social. Los textos inéditos de Lenin tendrán que esperar.

Llamadas de cuarentena
Comentarios