Opinión

Más difícil aún

POR SI ya no era complicada la legislatura, el más difícil todavía. Podemos rompe con Sumar, como era previsible tras no ser nombrada ministra Irene Montero, y ahora Pedro Sánchez tendrá que hablar con Ione Belarra además de hacerlo con Puigdemont (Junts), Junqueras (ERC), Ortuzar (PNV) y "ponerse de acuerdo con la vicepresidenta Yolanda Díaz", tal como resumió la popular Carmen Fúnez. Pero si alguien puede dar un triple salto mortal sin hacerse un solo rasguño ese es el presidente del Gobierno. A fin de cuentas su vida política es un ‘Manual de resistencia’, que es como se tituló el libro que escribió Irene Lozano en el que se condensaba su biografía. Justo ahora se inicia un nuevo capítulo. Pero nadie sabe cuál es el desenlace.

Comentarios