Opinión

Con sensibilidad

A veces los gestos son solo eso: gestos. Pero dejan entrever un talante, una sensibilidad, una manera diferente de hacer las cosas. "En los pequeños gestos se ve la grandeza de las personas", suele decirse. Y aunque en esta sección no somos muy dados a la lisonja, también es justo reconocer cuando alguien —más allá del cargo que ocupe— es capaz de implicarse en batallas que pueden parecer ajenas. Es el caso de la alcaldesa de Lugo, que ha decidido mediar en el conflicto de las limpiadoras de edificios para salir en defensa y poner en valor a un sector tan precarizado y feminizado como imprescindible. La actitud de Lara Méndez hay que valorarla en su justa medida en un momento en el que en la vida pública sobra convulsión y falta diálogo.

Comentarios