Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

EL PROGRESO TV

El abogado: "Llevaba pidiendo ayuda a gritos desde 2013"

P.G.M. aceptó una condena de 12 años de prisión por varias agresiones sexuales cometidas en Lugo entre 2013 y 2015 tras un acuerdo de conformidad llegado en la Audiencia Provincial de Lugo. Su abogado aseguró que en este caso hay una "connotación médica" importante, porque el acusado llevaba pidiendo ayuda "a gritos" desde 2013 para controlar su "trastorno sexual". "Entre otras cosas", precisó Antonio Vázquez Portomeñe, "consta en la historia clínica que acudió a los médicos oportunos para explicarles que la medicación que tomaba no solo no le resolvía el tema, sino que le sentaba muy mal. "Tiene un trastorno sexual y un déficit intelectual importante", insistió. Aclaró, en cualquier caso, que "esto no es una justificación de ningún tipo" para los actos cometidos, porque "solo un anormal lo podría sostener", pero sí viene a decir "que hay mucho componente médico en esta cuestión". Además, uno de los abogados que ejerció la acusación particular en este juicio, Jacobo Cela, dijo que el acuerdo alcanzado ha sido "positivo", porque "el acusado reconoció los hechos" y se evitó que "las víctimas" tuviesen que declarar en la vista oral.