Opinión

Menos palabras

Este martes, 21 de junio, se conmemoraba el Día Mundial de la Ela, una enfermedad en la que, como por desgracia sucede con otras muchas, el tiempo corre en contra de los pacientes. Por eso aprovecho para pedir a los políticos del presente y del futuro más fondos y menos palabras. De nada sirve que tengamos unos excelentes científicos si su trabajo no está apoyado económicamente. Está muy bien repartir medallas, premios y demás galones, pero mucho mejor estaría invertir en investigación. No pensemos en el mañana, pensemos en el hoy. Porque cada minuto cuenta y están en juego muchas vidas.