Opinión

Tamara y el asteroide

ACABA DE pasar algo increíble. Un trasto inservible del tamaño de una moto con alas que andaba flotando por el espacio le apuntó a un asteoride como el Coliseo que pasaba por alguna parte del Sistema Solar. Si todavía vive Gumersindo, el señor que tenía el tiro que iba por todas las fiestas, le aconsejaría que por muy desviada que tenga ya la mira de las escopetas de balines, la desvíe un poco más porque esa gente de la Nasa no se anda con tonterías. Le aparece uno en las fiestas de Guntín y le arrampla hasta con el oso gigante que nadie ganaba nunca. Falta saber si el impacto desvió al asteroide. En eso los ingenieros de la Nasa no tendrían nada que hacer contra Gumersindo. Te desviaba el tiro, sí, pero sabía cuándo aflojar unos chicles o algún balín extra para mantenerte en su órbita, consciente de que en su puesto la puntería era como la poesía para los ingenieros de la Nasa: saben que existe pero no nos salvará de morir aplastados por un meteorito que no vimos venir, como la foto del ex de Tamara Falcó. Aunque algo me dice que ella sobrevivirá al impacto y que en el puesto de Gumersindo se llevaría el oso gigante con un disparo entre los ojos. Y si no, compraría el puesto, se haría un selfi besando a Gumersindo y de oso gigante pondría al de Tous.

comentarios