miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

Lo que pudo ser...

EL 18 DE SEPTIEMBRE de 2018 tenía lugar la gala de presentación de la Liga ACB Endesa en Madrid. Desde el primer momento de ese acto quedó en evidencia que el Cafés Candelas Breogán era bienvenido a la competición. Cada equipo acudía con un jugador como representante y en el caso de los lucenses allí estuvo Henk Norel. El Breogán había dado todo un pelotazo en la pretemporada con el fichaje de uno de los mejores jugadores de la campaña anterior y su llegada no pasó desapercibida.

En una gala en la que estuvieron jugadores como Llull, Hanga, Beirán o Jaime Fernández, Norel fue uno de los más entrevistados y tuve ocasión de comprobar cómo se valoraba que un recién ascendido pudiese contar con un jugador como él. Por si fuera poco, el otro equipo ascendido, el Manresa, llegaba de la mano de Justin Doellman, otro que no necesita presentación.

Aquel día las quinielas situaban en los corrillos al Gipuzkoa como un serio candidato al descenso y luego aparecían los nombres del Fuenlabrada, el Andorra, el Zaragoza, el Obradoiro o los dos recién ascendidos; pero era un sentir general que los nuevos venían muy fuertes y atrevidos. Nadie se fiaba.

Pasaban las jornadas y el Breogán vivió siempre en los últimos puestos de la tabla, pero nadie lo daba por muerto. Un ejemplo es que en Murcia, Santiago y Gipuzkoa estaban muy pendientes de un posible debut del holandés y lo que eso podía suponer. Los foros eran un claro ejemplo para ver cómo nadie se fiaba y esperaba esa reacción del equipo lucense. Recuerdo ahora un mensaje que decía así: "Cuidado con el Breogán, creo que Norel está a punto de jugar y ya sabemos lo que hizo con el Gipuzkoa el año pasado".

Desgraciadamente, la aparición de Norel ante el Fuenlabrada y la evidencia física supuso un alivio en la zona baja y todo un puñal en el corazón de un equipo que pasaba a verse como un candidato al descenso al que le habían regalado un buen número de papeletas, demasiadas. Mientras, en Manresa Doellman no salió bien tampoco, pero la frescura de los bases Renfroe y Fisher sí fue suficiente para mantener la categoría.

Que la ACB estuvo encantada con la participación del Breogán en la Liga es una evidencia. Lo era en septiembre y lo es ahora, que está a punto de despedirse. A la Liga y a patrocinadores como Endesa les ha encantado todo lo que supuso Máximus, ese ambiente constante en el Pazo dos Deportes y esa actividad frenética en las redes sociales.

En aquella presentación de la Liga Endesa había un corrillo en el que se hablaba del aire fresco que le daban a esta competición aficiones y ciudades como Burgos o Lugo. Otra evidencia que nadie puede discutir. Desgraciadamente, en lo deportivo el Breogán no encontró la solución, pero que nadie olvide un guiño que ofrecía esta misma semana la Liga Endesa. El show de la Jaula Movistar estará en el próximo mes de junio. ¿Saben dónde?: en Lugo, Burgos y Zaragoza. Aquí nadie da puntada sin hilo. Siempre quedará aquello de lo que pudo ser... y no fue.

Lo que pudo ser...
Comentarios